CIRUGÍA DEL COLESTEATOMA

Microscopio quirurgico  El colesteatoma es una forma de infección crónica del oído medio que se caracteriza por la aparición de un seudotumor –un falso tumor– que es, en realidad, una bolsa formada por un tejido epitelial  un tejido «parecido a la piel», que crece invadiendo las cavidades del oído.

Las técnicas quirúrgicas habitualmente utilizadas reciben la denominación genérica de timpanoplastias.

Existen diferentes tipos de timpanoplastias. En el caso concreto del colesteatoma, la timpanoplastia tiene como objetivo la limpieza de las cavidades del oído que hayan podido ser comprometidas por esta enfermedad, y la reconstrucción, si es posible, de la cadena de huesecillos y de la membrana timpánica.

En otros casos, es necesario eliminar completamente el hueso que rodea al oído medio dejando una amplia cavidad a la que se accede a través del orificio auricular. Aun en este último caso, cabe la posibilidad de intentar una reconstrucción de la membrana timpánica y de la cadena de huesecillos.

En el caso del colesteatoma, incluso cuando la técnica quirúrgica haya sido irreprochable, éste tiende a reproducirse en un 30% de los casos, lo que obliga a revisiones repetidas del oído tratado.

Tras la intervención, se coloca un taponamiento en el conducto y un vendaje en la cabeza , este ultimo se retira a los 2 -3 días de la intervención y el del conducto entre 7-10 días.

El paciente permanecerá en el hospital normalmente durante 1-2 días, dependiendo de su situación postoperatoria. Posteriormente, será controlado en las consultas externas del servicio.

 

En caso de NO EFECTUARSE ESTA INTERVENCIÓN, el paciente continuará con supuraciones de oído de forma intermitente, con posibilidad de pérdida de la audición; de complicaciones intracraneales,como meningitis, infecciones cerebrales, etc.; o de afectación de otras estructuras, como el nervio facial –apareciendo una parálisis facial o parálisis de los músculos de la cara–, o el laberinto, dando lugar a una laberintitis (vértigo)o afectación del oído interno.

Como ya se ha señalado, independientemente de la técnica quirúrgica utilizada, el colesteatoma puede reproducirse por lo que es necesario, durante toda la vida del paciente, la revisión periódica del oído intervenido mediante la exploración clínica de éste e, incluso, mediante la realización de tomografías computarizadas–escáneres–.

 

Comentarios cerrados.