ESTAPEDECTOMÍA/ESTAPEDOTOMÍA

La estapedectomía y la estapedotomía son las técnicas quirúrgicas utilizadas, generalmente, para tratar la llamada otosclerosis u otospongiosis. Esta enfermedad se produce como consecuencia de la fijación, y consecuente inmovilización, de uno de los huesecillos del oído –el estribo–, por lo que éste deja de transmitir el sonido originandose así una sordera que, en ocasiones, se acompaña de ruidos –zumbidos– y vértigos.

Estas intervenciones consisten en, mediante visióna microscópica, acceder al citado huesecillo través del conducto auditivo, extraerlo, total o parcialmente, y sustituirlo por una pequeña prótesis que posea la movilidad necesaria para transmitir de nuevo el sonido, recuperando así la audición.IMG_0985

La anestesia empleada, en esta intervención, generalmente es local con sedación, pero ocasionalmente puede ser general.

La permanencia en el hospital después de la operación generalmente es de un dia, pero puede varias, entre unas horas y diversos días, según la evolución de los mareos que aparecen, frecuentemente, tras la intervención y cuya duración varía mucho de una persona a otra.

Tras la operación es normal que se note una pequeña alteración en el sabor de algunos alimentos que, normalmente, se recupera poco tiempo después.

En el inmediato período postoperatorio el paciente debe evitar la penetración de agua a nivel del oído operado, y no debe viajar en avión durante, al menos, 3 semanas. Si se suena la nariz, debe hacerlo con precaución y primero de un lado y luego del otro. Si el paciente estornuda, debe hacerlo con la boca abierta y sin taparse la nariz.

Por lo general, entre 10 y 20 días después de la cirugía el paciente podrá reiniciar su actividad laboral normal.

En caso de NO EFECTUARSE ESTA INTERVENCIÓN, es previsible que la evolución de la enfermedad ocasione una sordera progresiva, que puede llegar a ser muy importante.

BENEFICIOS ESPERABLES: Recuperación de la audición según la afectación del oído interno. Esta recuperación se produce en más del 90% de los pacientes. La cirugía no asegura la desaparición de los ruidos–zumbidos– en el oído afectado, ni de los mareos, aunque también pueden desaparecer tras la misma.

Comentarios cerrados.