MIRINGOPLASTIA

IMG_0979

La miringoplastia es una técnica quirúrgica destinada al cierre de una perforación timpánica mediante la colocación de un injerto.

Se realiza bajo visión microscópica tanto a través del propio conducto auditivo como a través de una ampliación de éste, o mediante una incisión realizada detrás del pabellón auricular.

El material utilizado para cerrar la perforación del tímpano puede ser fascia temporal –el recubrimiento externo del llamado músculo temporal– cartílago, o bien pericondrio –tejido que recubre el cartílago de la oreja–, tomados siempre del propio paciente.

La intervención puede realizarse bajo anestesia local, con sedación y analgesia, o general, dependiendo de diferentes circunstancias, como la vía de acceso, la edad, la personalidad del paciente, etc.

Tras la intervención se coloca un taponamiento en el conducto auditivo que se retirará tras unos días y, en el caso de abordaje por detrás del pabellón, se realiza una sutura

Como normas generales, tras la cirugía, deberá evitar la penetración de agua en el oído y viajar en avión durante las tres semanas siguientes a la cirugía. Se sonará la nariz con cuidado, primero una fosa y después la otra y estornudará sin taparse la nariz.

 

Comentarios cerrados.