MIRINGOTOMÍA/COLOCACIÓN DE DRENAJE TRANSTIMPÁNICO

La miringotomía, con o sin colocación de drenajes transtimpánicos, tiene por objeto airear el oído medio y en ocasiones, extraer la secreción que pueda existir en él. Para ello se realiza, bajo visión microscópica, una pequeña incisión en el tímpano, a través de la cual se aspirará el posible contenido del oído medio. En ocasiones, se coloca un pequeño tubo de drenaje en la incisión timpánica, para evitar que éste se cierre, permaneciendo en ese lugar un tiempo variable que suele oscilar entre 6 meses y 1 año.

La intervención puede realizarse bajo anestesia general o local, dependiendo de la colaboración y edad del paciente. Otro tipo de intervenciones quirúrgicas, como la adenoidectomía o la amigdalectomía pueden estar indicadas de forma complementaria.

Tras la intervención, pueden aparecer ligeras molestias en el oído, así como el drenaje de secreciones de aspecto mucoso o sanguinolento.

El paciente permanece unas horas en el hospital y los controles se realizan de forma ambulatoria en las consultas externas.

En caso de NO EFECTUARSE ESTA INTERVENCIÓN, el paciente continuará con los síntomas dependientes de la falta de aireación del oído medio, como la pérdida de audición, los ruidos del oído, etc.

Además, el paciente puede sufrir episodios inflamatorios agudos de repetición o, incluso, la evolución de su otitis hacia otras formas de enfermedad crónica del oído medio.

BENEFICIOS ESPERABLES: Mejoría de la audición y evitación de otro tipo de procesos inflamatorios del oído.

No se admiten más comentarios