TIMPLANOPLASTIA

La timpanoplastia se realiza para tratar el origen y/o las secuelas de las infecciones del oído medio. Consiste en la limpieza de las cavidades del oído y la reconstrucción, si es posible, de la cadena de huesecillos y de la membrana timpánica.

La intervención se suele llevar a cabo bajo anestesia general, si bien, en determinados casos, puede utilizarse la anestesia local y sedación más analgesia del paciente. En algunos casos puede llevarse a cabo a través del conducto auditivo. En otros, se puede realizar a través de diferentes incisiones: hacia arriba, a partir del conducto auditivo, o, lo que es más frecuente, por detrás de la oreja.

Tras la intervención, se coloca un taponamiento en el conducto y un vendaje en la cabeza. La incisión se cierra, mediante unos puntos de sutura, que se retirarán de 5 a 7 días después.

No se admiten más comentarios