SEPTOPLASTIA

Llamamos septoplastia a la técnica quirúrgica que tiene como finalidad la corrección de las deformidades del tabique nasal. Se efectúa bajo anestesia general, a través de una incisión en la parte interna de la nariz, por lo que no deja cicatriz externa alguna, a través de la cual se realiza la extirpación, remodelación y reposición de los fragmentos de cartílago o de hueso que no se hallan en la posición correcta y que son responsables de las alteraciones en el funcionamiento nasal.

En ocasiones y a criterio del cirujano, puede resultar necesaria la colocación de unas láminas de material sintético abrazando el septo nasal, sujetas mediante una sutura, normalmente durante una semana. Posteriormente se coloca un taponamiento nasal que se mantendrá unas 48 horas, pudiendo ocasionar molestias como dolor de cabeza, sensación de taponamiento de oídos, molestias al masticar y sequedad de garganta.

Durante las primeras horas, el taponamiento suele drenar por la nariz un líquido sanguinolento, que se considera normal. En los días siguientes a la retirada del taponamiento, se evitará sonarse bruscamente la nariz y se aplicará la medicación indicada en el informe de alta.

 

No se admiten más comentarios