CIRUGÍA DE CORNETES

La cirugía de los cornetes nasales se denomina técnicamente  turbinoplastia o turbinectomía.

Llamamos turbinoplastia a la técnica quirúrgica que tiene como finalidad la disminución del tamaño del cornete inferior en los casos en los que dicho cornete dificulta la respiración nasal. Llamamos turbinectomía a la extirpación total o parcial del cornete inferior con el mismo fin. Ambas intervenciones se realizan a través de los orificios nasales, por lo que no dejan cicatrices externas.

La turbinoplastia no requiere ingreso hospitalario. Se realiza bajo anestesia local y sedación, utilizando el láser en nuestro caso y sin necesidad de taponamiento nasal. Tras la intervención aparecen unas costras nasales, que precisarán lavados nasales y la administración de una pomada nasal vaselinada.

La turbinectomía se realiza con anestesia general, requiriendo taponamiento  nasal que se mantendrá unas 48 horas, similar a la septoplastia.

No se admiten más comentarios