PAROTIDECTOMÍA

La parotidectomía consiste en la extirpación, total o parcial, de la glándula parótida, que se encarga de la producción de saliva y se encuentra en la parte lateral de la cara y superior del cuello, por delante de la oreja. Como característica importante hay que decir que en su espesor circula el nervio facial que da movilidad a la mitad de la cara correspondiente.

Hay numerosos procesos que pueden afectar a la parótida y que requieren tratamiento quirúrgico: quistes, inflamaciones, abscesos, tumores malignos y benignos, etc.

Ante un tumor maligno puede ser necesario extirpar, junto a la glándula otras estructuras vecinas como la piel, el nervio facial, la arteria carótida externa, músculos, la mandíbula, la mastoides o los ganglios de la zona y también puede ser necesario añadir algún tratamiento complementario con radioterapia o quimioterapia.

Comentarios cerrados.