SUBMAXILECTOMÍA

Recibe este nombre la técnica quirúrgica empleada para la extirpación de una glándula submaxilar, con el fin de eliminar diversas enfermedades, tanto benignas (litiasis o cálculos, inflamaciones crónicas, degeneraciones, etc.), como malignas. Las glándulas submaxilares son dos y forman parte de las llamadas glándulas salivares mayores, encargadas de segregar saliva. Se encuentran en la parte superior del cuello, debajo del suelo de la boca. Su conducto de drenaje se dirige hacia arriba, atravesando los músculos del suelo de la boca.

La intervención se realiza bajo anestesia general, a través de una incisión en el cuello, siguiendo un pliegue cutáneo natural para conseguir que la cicatriz sea lo más estética posible. a, y desemboca por debajo de la lengua.

Generalmente, las enfermedades agudas de la glándula submaxilar pueden ser tratadas mediante fármacos. Por el contrario, cuando ha transcurrido un cierto tiempo y la enfermedad se ha convertido en crónica, una vez ha fracasado el tratamiento médico, o si se trata de un tumor maligno o sospecha del mismo, es necesaria la extirpación quirúrgica, que se realiza bajo anestesia general.

 

 

No se admiten más comentarios