Cirugía endoscópica nasosinusal

Clínica Barona es una referencia en el campo médico de la otorrinolaringología desde hace más de un siglo. Más de cien años velando por la salud de las vías respiratorias y de los oídos de miles de personas. Especialistas en cirugía endoscópica nasosinusal. Le explicamos qué es esta técnica quirúrgica y en qué afecciones y enfermedades puede aplicarse.

Problema sinusitis

¿En qué consiste la cirugía endoscópica nasosinusal?

La cirugía endoscópica nasosinusal es una técnica quirúrgica mínimamente invasiva que tiene como finalidad el tratamiento de diferentes procesos en las fosas nasales y en los senos paranasales como poliposis nasosinusal (pólipos nasales), sinusitis o rinosinusitis crónica, lesiones de fosas nasales etc.

La cirugía endoscópica nasosinusal es una intervención sencilla si la realizan especialistas cualificados y muy segura debido a los múltiples dispositivos y utensilios terapéuticos y de cirugía endoscópica que reducen al máximo las complicaciones de la cirugía, que ya de por sí son pocas. Es una operación que también se utiliza en el campo de la oftalmología, para descompresión orbitaria y dacriocistorrinostomía. También se utiliza para operaciones de Cierre de fístulas de líquido cefalorraquídeo.

Se realiza anestesia general antes de la intervención quirúrgica mediante la utilización de endoscopios, consiguiendo una excelente iluminación, un mejor control visual y un tratamiento más preciso de las lesiones nasosinusales. Se realiza con sumo cuidado a través de cada orificio de la fosa nasal por lo que no queda ninguna cicatriz externa.

En el acto quirúrgico se pretende la extirpación de las lesiones y las estructuras afectadas, respetando al máximo la mucosa que tapiza las cavidades ya mencionadas, e intentando conservar la funcionalidad, tanto de las fosas nasales como de los senos paranasales.

Especificaciones postoperatorio

Tras la intervención, se coloca un taponamiento nasal durante 48 horas. Incluso a través del taponamiento, suele drenar, a través de la nariz, un líquido sanguinolento, que se considera normal.  En el postoperatorio es muy importante la realización de lavados de ambas fosas nasales mediante suero fisiológico, para la eliminación de costras que pueden dificultar la respiración nasal.

Las pocas complicaciones posteriores a la operación residen en la falta de respiración y, a veces, ligero sangrado (se coloca una gasa en ocasiones). Durante los 3 o 4 primeros días se aconseja descanso, evitar fumar e ingerir alcohol.

En cuanto al descanso, es preferible estar sentado, semi sentado o cambiar bastante de postura, ya que así reduciremos la presión sanguínea en la zona interesada. En cuanto a la alimentación, mejor si comemos alimentos blandos. Lo que si es muy recomendable es beber mucha agua para estar siempre bien hidratados.

Recalcamos que no es una operación que cause dolor, sino ligeras molestias e irritación. Por eso, a veces se prescribe tratamiento médico con antinflamatorios. En casos que una infección se descontrole debido al retenimiento de mucosa, podremos prescribir antibióticos.

Solicitar diagnóstico médico

Ahora puede contactarnos para solicitar una cita médica en la fecha y hora deseada, que será muy pronto. Y es que Clínica Barona atiende sin esperas y con la urgencia que merece cada caso y cada paciente. Igualmente, puede contactarnos para solicitar más información respecto a la cirugía endoscópica nasosinusal.

Comentarios cerrados.