Vértigo Agudo: Lo que debe saber.

La causa más común de vértigo agudo es el Vértigo Posicional Paroxístico Benigno, frecuentemente conocido como VPPB. Para su diagnóstico es necesario que todos los pacientes que presentan vértigo agudo breve y episódico o inestabilidad se sometan a una maniobra de “Dix-Hallpike”. (pueden ver más información en nuestra página Web clinicabarona.com en los apartados de VIDEOS: maniobras vestibulares y en el apartado de SERVICIOS, áreas asistenciales, tratamiento del vértigo del oído, vértigo posicional paroxístico benigno)

En personas jóvenes es la migraña vestibular el vértigo más común (más información en nuestra página Web clinicabarona.com en el apartado de SERVICIOS, áreas asistenciales, tratamiento del vértigo del oído, vértigo asociado a migraña).

Ante una crisis aguda de vértigo, sobre todo en pacientes con riesgo vascular (hipertensos, colesterol alto, diabeticos, fumadores…) y si además a la crisis de vértigo se asocia pérdida auditiva unilateral es necesario realizar a una exploración oto-neurológoca completa con el fin de descartar un accidente cerebro-vascular (3% de los casos).

Las pruebas de imagen: TAC, Resonancia Magnética… solo son necesarias cuando existen signos neurológicos como trastornos del habla, problemas de visión, debilidad facial o de las extremidades o una exploración clínica específica lo indica (ver en nuestra Web clinicabarona.com el video de Vértigo Agudo).

Los pacientes dados de alta de los departamentos de urgencias tras sufrir mareos o vértigos aparentemente “benignos”, tienen un riesgo 50 veces mayor de ser hospitalizados por accidente cerebro-vascular en los siete días posteriores al alta en comparación con los controles. Al ser dados de alta deben SIEMPRE solicitar cita en una Unidad de Otoleurológía para valoración y diagnóstico definitivo.

El vértigo agudo es el síntoma más común del accidente cerebro-vascular de la circulación cerebral posterior (47 %), y el vértigo aislado, las náuseas y la inestabilidad pueden ser los únicos síntomas de presentación, lo que dificulta su diferenciación de un trastorno benigno del oído interno. Siempre es necesario hacer una buena historia y exploración clínica completa.

SIGNOS GRAVES DE ALARMA:

  • Vértigo aislado de más de 24 horas de duración

  • Dolor de cabeza sin antecedentes anteriores

  • Sordera unilateral de nueva aparición

  • Dificultad para ver, visón doble, para hablar, para comer, debilidad de la cara o de las extremidades.

Dr. Rafael Barona de Guzmán

Referencias: Acute vertigo: getting the diagnosis right. BMJ 2022378 

Comentarios cerrados.