¿Vértigo Cervical?

El denominado  mareo o vértigo cervical es una queja que se presenta en diferentes especialidades y en diferentes formas.

Actualmente se  considera que falta evidencia científica que respalde un vínculo mecánico entre una sensación ilusoria de movimiento propio (giro de uno mismo o de los objetos, vértigo) y la patología del cuello y los síntomas del dolor de cuello, ya sea por afectar a las vértebras cervicales, las estructuras de tejidos blandos o las raíces nerviosas cervicales.

 

Cuando un movimiento combinado de cabeza y cuello desencadena una sensación ilusoria de dar vueltas, vértigo, generalmente existe una afección vestibular (sistema del equilibrio cuyo origen está en el oído) común subyacente como la llamada migraña vestibular, un vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB) o, con menos frecuencia, una afección vestibular central  o neurológica.

Migraña y Vértigo Cervical

El Comité creado recientemente para el estudio del denominado Vértigo Cervical, señala que la migraña, incluida la migraña vestibular, es, con mucho, la causa más común de la combinación de dolor de cuello y síntomas vestibulares. Destaca que, dado que el movimiento de la cabeza agrava los síntomas en casi cualquier afección vestibular o vértigo del oído, el hallazgo común de aumento de la tensión muscular del cuello en pacientes con vértigo es consecuencia de la reducción de los movimientos de la cabeza y cuello en estos pacientes

 

Aunque existen mecanismos teóricos, que nunca han sido explorados, por lo que el dolor cervical puede promover reflejos vasovagales, cardio-inhibidores,  se requiere más investigación para responder a la pregunta de si esos raros casos en los que el espasmo muscular del cuello se asocia con una vaga sensación de desorientación y/o desequilibrio espacial, están realmente relacionados con una alteración en la propiocepción cervical.

 

Actualmente no existen criterios diagnósticos para diagnosticar un vértigo como de origen cervical.

– No están demostrados los mecanismos que dan lugar al vértigo cervical.

– No existe un curso clínico característico.

– Frecuentemente estos pacientes presentan síntomas y signos que pueden corresponder a otro diagnóstico alternativo.

– No existen pruebas diagnósticas para el denominado vértigo cervical.

 

En el caso del denominado latigazo cervical la aceleración del cuello siempre va acompañada de una aceleración en la cabeza (y el cerebro), por lo que la relación real de la contribución del cuello a los síntomas y signos son difíciles de valorar, particularmente porque los datos actuales muestran que la disfunción del sistema vestibular (desde el laberinto hasta la corteza cerebral) es extremadamente común en la lesión cerebral traumática.

 

Consulte a su especialista en Otorrinolaringología y vértigo.

 

Dr. Rafael Barona de Guzmán

 

Referencias:  BM Seemungal Y AgrawalA BisdorffA Bronstein y cols. The Bárány Society position on ‘Cervical Dizziness’  J Vestib Res 2022 Nov 15.

Comentarios cerrados.